JUBILACIONES DENEGADAS POR NO ACREDITAR LA PRESTACION DE TAREAS DOMESTICAS

Existe un problema actual respecto de la interpretación de las normas del régimen jubilatorio del servicio doméstico que está trayendo muchos inconvenientes a quienes inician su pedido de jubilación con dichos servicios.

En el año 2000 se dictó la ley 25239, que rige actualmente, que otorga acceso a la jubilación a quienes acreditaran el pago de un aporte único, de $ 35 y $ 100 para la obra social, y es el mismo tanto para la persona que se desempeña más de 16 horas semanales para un mismo dador de empleo, y que estaba comprendido en las disposiciones de Estatuto Domestico, como también aquella que se desempeña por horas en diferentes domicilios. El pago se efectúa aun hoy con el CUIL de la trabajadora y de no completar con las horas los $ 35, puede ella misma pagar la diferencia, para poder acceder el día de mañana a su jubilación.

El espíritu original de la ley fue facilitar el acceso a la jubilación para estas trabajadoras. Pero el mismo se ha ido distorsionando, porque muchas personas que no lograban completar la totalidad de los años de servicios con aportes han comenzado a utilizar este régimen para completar años.

Hecho que determino que el organismo comience a incorporar exigencias para otorgar estos beneficios y obligar a demostrar la prestación fehaciente de los servicios, debiendo presentar una declaración jurada por cada empleador de los periodos en que se desempeñó, los horarios, las características de la vivienda, incluyendo hasta cuantas habitaciones tiene, integrantes de la familia, etc.

Con lo cual, la persona que por ejemplo limpia en diferentes departamentos de un edificio para distintos dadores y fue con un gran esfuerzo pagando, cuando llega el momento de jubilarse debe rastrear a los dadores, que pueden haberse mudado o incluso fallecido.

Sumado todo esto al hecho que desde el mes de mayo de este año se ha incorporado por ley al servicio doméstico como tarea bajo relación de dependencia y se obliga a los dadores a inscribirse ante la AFIP.

Por lo que les aconsejo que se abstenga de utilizar este régimen si realmente no prestaron el servicio y a quienes les ha sido denegado los tramites van a tener que acudir a la justicia para que los jueces evalúen la legalidad de dichas normativas internas y si han acreditado los requisitos para el acceso a la jubilación.

Posted in Jubilación Pensión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*